domingo, 26 de abril de 2009

UN SILENCIO COMPLICE...!!! (Golfo de Venezuela)



http://www.lahistoriaparalela.com.ar/2009/04/27/un-silencio-complice/
GD. Oswaldo Sujú Raffo.


A pesar de todas las vainas que nos suceden, desde hace diez años, pienso que Dios todavía nos protege. Si no hubiese sido por el coraje, el sentido de Patria y dignidad ciudadana del Dr. Francisco Nieves Croes, se hubiesen culminados las bases para un tratado de entrega de soberanía nacional, a espalda de los venezolanos. El Dr. Nieves Croes es uno de los tres integrantes, por Venezuela, en la Comisión Negociadora de áreas marinas y submarinas con Colombia. Siendo un reducido grupo de tres, ni siquiera fue tomado en cuenta en los acuerdos de Pavel Rondón, quien preside la Comisión, con su homólogo colombiano Gómez Borrero.



Otra vez se comete el delito de comprometer la soberanía nacional con tanta ligereza, ignorancia y traición a la Patria. El régimen totalitario del Tcnl Dictador ha demostrado que en asunto de soberanía nacional, es prioridad su proyecto socialista rojito regional, que los altos intereses de la nación venezolana.



Lo sucedido con el territorio Esequibo, su entrega a Guyana y al Brasil, las demandas del CARICOM sobre nuestra Isla de Aves y la grosera intromisión cubana en los asuntos internos de Venezuela, nos indican hasta dónde puede llegar la real amenaza sobre la integridad de nuestro Golfo, que es vital no solo por ser nuestro íntegramente, sino porque es vital también por razones económicas, políticas y estratégicas del presente y futuro del pueblo venezolano.



Es muy preocupante que a nuestras espaldas se estuviera traicionando, lo que hasta el presente ha sido la posición del Estado venezolano, en este delicado tema. Ni el Diferendo, ni el Condominio y ni la Hipótesis de Caraballeda fueron potencialmente más lesivos, que este nuevo intento de depredación de la soberanía nacional.


Pero más grave considero el silencio cómplice de los Poderes e Instituciones del Estado. La Cancillería hace mutis, la AN ignora el tema, el TSJ y la Fiscalía no se dan por aludidos, lo único que falta es que los que juraron “defender la Patria y sus Instituciones hasta perder la vida...” Se pongan a silbar iguanas...Pero además de tantos errores, las personas y “expertos” que hablan del tema, siguen con la cantaleta de Castilletes como inicio de frontera entre los dos países.


Esto es totalmente falso, pues Castilletes es un torpe error de la Comisión Demarcadora de 1900 , quienes al no conseguir el Mogote de los Frailes, como dice el Laudo de 1891, escogieron Castilletes a priori y apurados por las plagas, las limitaciones de recursos y las flechas de los goajiros...Deseo por enésima vez, traer a colación fragmentos textuales del Laudo de Madrid de 1891, que fijan de manera inequívoca la posición del IDEFV sobre la integridad del Golfo y lo írrito de Castilletes (ubicado a 11 grados y 3 min. Latitud norte) como inicio de la frontera terrestre entre ambos países. Cito:
“...Don Alfonso XIII, por la gracias de Dios y la Constitución, Rey de España, y en su nombre y durante su menor edad Doña María Cristina, Reina Regente del Reino...etc. Considerando que los territorios en litigio forman una ancha zona que partiendo MAS AL NORTE DE LOS 12 GRADOS DE LATITUD en la península de la Goajira, llega poco más de un grado distante del Ecuador a la Piedra del Cocuy...etc. Vengo a declarar que la línea de frontera en litigio entre la República de Colombia y los Estados Unidos de Venezuela, queda terminada en la frontera siguiente: Sección I: Desde los Mogotes llamados Los Frailes, tomando por punto de partida el más inmediato a Juyachí en derechura a la línea que divide el valle de Upar de la provincia de Maracaibo y Río de la Hacha, por el lado de arriba de los montes de Oca, debiendo servir de PRECISOS LINDEROS LOS TERMINOS DE LOS REFERIDOS MONTES por el lado del valle de Upar y el Mogote de Juyachí , por el lado de la serranía y ORILLAS DE LA MAR... ” (Fin de la cita)


Compatriotas, civiles y más los militares, incluso los ilegítimos milicianos, aparte de que no hay nada que discutir en aguas del Golfo de Venezuela, es menester solicitar la devolución de la ladera occidental de los Montes de Oca, ocupada y explotada por Colombia, ante nuestra indiferencia e ignorancia . Ante la verdad verdadera, histórica, jurídica y geográfica, el silencio cómplice es delito de traición a la Patria, que nunca prescribirá, en esta Venezuela tuya, mía y nuestra. La Patria es primero. Fuera los invasores chulos y cínicos. Hasta luego!