domingo, 5 de abril de 2009

Las confidencias sobre la negociación del Golfo de Venezuela


Fotografía tomada de:
http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Satgolfoven.jpg
Size of this preview: 600 × 600 pixels
Full resolution‎ (639 × 639 pixels, file size: 140 KB, MIME type: image/jpeg)
Foto satelital del Golfo de Venezuela, tomada del archivo de fotos de la NASA.




Tomado de:

http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/33621/las-confidencias-sobre-la-negociacion-del-golfo-de-venezuela/


En los mentideros políticos se han mencionado cartas que habrían sido enviadas a Chávez y al canciller Nicolás Maduro por parte de las facciones en que estaría dividido el equipo negociador venezolano ante Colombia. Algunos hablan de una pugna entre militares y civiles por el control de las negociaciones.

Edgar C. Otálvora en su informe, comenta que las negociaciones del Golfo de Venezuela parecen ser la “punta del iceberg” de un serio conflicto interno del estamento militar venezolano y revela algunos secretos de las reuniones que se han realizado.


Este es el informe completo:


Las negociaciones con Colombia por la delimitación en el Golfo de Venezuela se convirtieron esta semana en tema público en Caracas, en lo que pareciera ser la punta del iceberg de una seria confrontación en el seno del estamento militar venezolano adobado con manejos personales de la negociación de tan delicado asunto.


*****

Consultadas informalmente, varias fuentes oficiales colombianas aseguraron que el escándalo prendido en Caracas por el tema del Golfo, tomó por sorpresa a quienes en la Cancillería colombiana siguen el día a día de las relaciones con Venezuela.


El tema Golfo, según fuentes consultadas, no está en la mente del actual gobierno colombiano, el cual prefiere destinar la actual “normalización” de las relaciones con Caracas para intentar crearle un marco jurídico al comercio bilateral.


La evaluación de la Cancillería colombiana sería que, por ahora, no son tiempos adecuados para poner en agenda el tema del Golfo, aún cuando las conversaciones a nivel de comisionados se puedan reactivar.


El tema Golfo, según fuentes consultadas, no está en la mente del actual gobierno colombiano, el cual prefiere destinar la actual “normalización” de las relaciones con Caracas para intentar crearle un marco jurídico al comercio bilateral.


Esta posición es sostenida por la Cancillería de Colombia, aunque algunos actores del proceso negociador creen que es posible un acuerdo, basado en alguna brecha que habría sido abierta por los negociadores venezolanos.


Esta brecha estaría referida a la aceptación de una delimitación más cercana a las aspiraciones territoriales de Bogotá, según algunos expertos venezolanos consultados, aunque no existe evidencia que confirme esta especie.


*****

La difusión esta semana de informes sobre un inminente acuerdo sobre la delimitación del Golfo parecieran, visto el hecho desde Bogotá, como un caso de política interna venezolana, probablemente como el reflejo del quiebre entre la Comisión Negociadora venezolana y un sector de las Fuerzas Armadas especialmente de la Armada, que siguen de cerca las negociaciones.


*****

En agosto de 2007, Chávez sorprendió al gobierno de Uribe al afirmar que el tema del Golfo estaba en camino de superarse. Chávez aseguró que probablemente a finales de aquel año ya estaría resuelto, cuando los negociadores afinaran un acuerdo.


El 31 de agosto en la Hacienda Hato Grande en las afueras de Bogotá, Uribe pidió a Chávez que intercediera ante las Farc para lograr la liberación de secuestrados. Esa noche Chávez apareció ante las cámaras como el inminente pacificador de Colombia al asumir su rol de interlocutor con las Farc.


Simultáneamente Chávez se mostró como el mandatario que lograría finalmente resolver el espinoso asunto de la soberanía sobre el Golfo de Venezuela. Chávez y Uribe habían recibido ese día un informe de los miembros de las Comisiones Negociadoras, encabezadas por el empresario colombiano Pedro Gómez Barrero y el profesor Pavel Rondón, quien para la época era el Embajador venezolano en Bogotá.


El Informe Otálvora del domingo 02 de septiembre del 2007 aseguró que el tema del Golfo había sido tocado en la reunión de Hato Grande, probando que el asunto no estaba congelado y que por el contrario, los negociadores ya tenían una propuesta bastante adelantada.


Pocas horas después, Chávez confirmó la noticia en su programa Alo Presidente. Chávez dijo que “es necesario arreglar ese problema ya” en referencia al Golfo y adelantó que debía buscarse una “solución intermedia sujeta al derecho internacional”.


*****

Pavel Rondón preside la parte venezolana de la Comisión Negociadora sobre el Golfo desde antes de ser enviado como embajador en Bogotá en el 2006. Fuentes venezolanas y colombianas coinciden al comentar que durante su permanencia en Colombia, Rondón mantenía frecuentes encuentros con su homólogo negociador Pedro Gómez Barrero.


Pavel Rondón preside la parte venezolana de la Comisión Negociadora sobre el Golfo desde antes de ser enviado como embajador en Bogotá en el 2006. Fuentes venezolanas y colombianas coinciden al comentar que durante su permanencia en Colombia, Rondón mantenía frecuentes encuentros con su homólogo negociador Pedro Gómez Barrero.


Gómez Barrero quien preside la Comisión colombiana desde el mismo momento de su creación en 1990 (y ha sido ratificado por cuatro presidentes), extrañamente rompió el silencio, luego del anuncio de Chávez.


Gómez Barrero ofreció declaraciones al periodista Yamid Amat sobre el fondo del acuerdo negociado. Habló de una distribución equitativa de las áreas del Golfo y dijo que en “el acuerdo gana mucho más Venezuela que Colombia”.


Estas declaraciones fueron evaluadas en Caracas como una campanada forzada por sectores “duros” del gobierno Uribe para frenar el acuerdo con Venezuela, ya que buscaba despertar malestar en el seno de los militares colombianos.


*****

Durante los últimos meses del año 2007, Chávez y la senadora colombiana Piedad Córdoba ejecutan un plan para mejorar la imagen internacional de las Farc y presionar al gobierno de Uribe para despejar una zona donde se cumplieran negociaciones sobre los secuestrados.


En noviembre la ruptura entre Uribe y Chávez era un hecho y Pavel Rondón fue retirado de Bogotá. El tema del Golfo quedó olvidado por la opinión pública, más atenta al cotidiano choque verbal de ambos presidentes el cual tuvo su cima en marzo del 2008 cuando el venezolano ordenó mover tropas y tanques a la frontera.


*****

Oficialmente las Comisiones Negociadoras sobre el Golfo no se reúnen desde el 2007. El clima pre-bélico del 2008 hacía poco aconsejable algún adelanto de trabajo bilateral sobre el tema. La idea que Chávez esgrimió en agosto del 2007 sobre una inminente solución, se desinfló, entre otras razones, por dudas creadas en medios militares de ambos países sobre la solución asomada por Gómez Barrero.


En los mentideros políticos se han mencionado cartas que habrían sido enviadas a Chávez y al canciller Nicolás Maduro por parte de las facciones en que estaría dividido el equipo negociador venezolano ante Colombia. Algunos hablan de una pugna entre militares y civiles por el control de las negociaciones.


Incluso, una frase de Chávez sobre la posible explotación conjunta de una pequeña área de difícil delimitación, hizo suponer a los expertos que Venezuela aceptaría un “condominio” sobre esa área. Ya en los años setenta, los “golfólogos” venezolanos habían rechazado la figura de un condominio, propuesta en aquel entonces por el presidente colombiano Alfonso López Michelsen.


*****
El periodista Nelson Bocaranda publicó esta semana un reportaje reflejando conflictos en la comisión negociadora venezolana. Bocaranda menciona un acuerdo delimitador entre Rondón y Gómez Barrero el cual sería objetado por parte de los restantes miembros de la Comisión Negociadora y que estaría a punto de ser suscrito.



En los mentideros políticos se han mencionado cartas que habrían sido enviadas a Chávez y al canciller Nicolás Maduro por parte de las facciones en que estaría dividido el equipo negociador venezolano ante Colombia. Algunos hablan de una pugna entre militares y civiles por el control de las negociaciones.



Fuentes oficiales venezolanas consultadas comentaron que la crisis en la Comisión Negociadora se está tratando como un “caso administrativo” y ya existe una comisión encargada de estudiarlo.


Fuentes colombianas aseguran que no está prevista la firma inminente de ningún acuerdo sobre el Golfo. Todo se trataría de una lucha de poder en el seno de los negociadores, uno de cuyas facciones buscó influir en la opinión presidencial desde la calle.


*****

Alvaro Uribe estará aterrizando en Venezuela a mediados de abril, camino a la Cumbre de Trinidad & Tobago. Caracas y Bogotá sostienen que se firmará un macro acuerdo en materia comercial. El tema del Golfo, al parecer, seguirá oficialmente engavetado.


Edgar C. Otálvora


El Informe Otálvora