domingo, 3 de mayo de 2009

UN CRASSO ERROR !!(Golfo de Venezuela)

GD.Oswaldo Sujú Raffo.
Se vuelve a repetir la Historia, ya es común observar cómo se manejan los vitales asuntos del Estado, con la ligereza e irresponsabilidad de un régimen ahogado en su propia incompetencia. Pretender dirigir los destinos de un país, como un juego de “monopolio” o una “caimanera sanjuanera”, merece el más radical repudio del país nacional.


Por lo visto no existe un grupo de asesores sino una corte de aduladores, que ríen, aplauden, gimen y entornan los ojos o fruncen el seño aprobando con la testa, ante las ocurrencias del Tcnl Dictador, así compiten entre ellos mismo por los favores del líder...Es un crasso error no entender que las relaciones binacionales o internacionales, requieren el cuidado y la sapiencia de profesionales de carrera en esa especialidad , con la sutileza e ingenio de alta filigrana ; lo contrario sería como soltar un elefante en una cristalería...Los vidrios rotos son responsabilidad del dueño del circo, no del elefante.


La falta de continuidad en los cargos de importancia, ha caracterizado este régimen. Aquí se cambia un ministro o un funcionario de importancia sin dejarlo “calentar la silla”, igual que en el beisbol marranero, el criterio del Tcnl Dictador dicta la pauta, en el tiempo y espacio con su dedo supra constitucional...



El nombramiento de los nuevos integrantes de la CONEG, ante el affair Pavel-Gómez, ratifica lo que ha sido una pérfida costumbre en los asuntos de soberanía territorial . Este crasso error no es de ahora, es desde hace casi un siglo, allí esta nuestra Historia y nuestros archivos, si es que todavía existen y no han sido incinerados...La falta de seriedad, continuidad, idoneidad, criterio de Estado, principios y conocimientos son algunas de nuestras debilidades diplomáticas desde finales del siglo XIX .


Comparando lo sucedido en el caso de nuestro territorio Esequibo, durante 60 años de controversia, la Gran Bretaña solo dispuso de seis Cancilleres o Ministros Plenipotenciarios, en cambio Venezuela nombró a más de 100 Plenipotenciarios, Ministros, Delegados, etc., en el mismo lapso.


Si hacemos referencia con el Brasil, la Cancillería carioca de Itamaratí , es considerada como una de las mejores del mundo. Con Colombia estamos a la defensiva, los neogranadinos disponen de una Cancillería audaz, zamarra, con conocimiento, continuidad, astuta y consistente en lo que quiere, así no tengan la razón...El Dr. Gómez Borrero , homólogo del ignaro Pavel Rondón, tiene 22 años en ese mismo cargo por Colombia.


Hasta los “trigueños” del CARICOM, de férrea formación inglesa nos quieren meter las manos en el “bolsillo”... Haciendo una rápida retrospectiva de nuestros embajadores y cónsules que hoy nos representan, en el orbe. ¿Cuántos reúnen las condiciones mínimas de conocimiento, aptitud, idoneidad para el cargo, experiencia y trayectoria profesional? ¿Cuantos están en esos importantes cargos como premio de consolación, ó premio a la lealtad con el líder ó como una favorable salida por la tangente?


Es menester una profunda reestructuración de nuestra Cancillería criolla, los suficientes recursos humanos existen, jóvenes con vocación y otros mayores pero de amplia experiencia, podrían conformar una nueva matriz de patriotas verdaderos, que corrijan tantos entuertos que han lesionado nuestra soberanía nacional.


El Tcnl Dictador, en vez de seguir pregonando lo que no hizo en diez años, debería dedicarse y asesorarse en solucionar esta debilidad del Estado. El caso que hoy nos preocupa con Colombia, donde las pretensiones de un país se oponen a los legítimos derechos del otro país, amerita un tratamiento más jurídico-diplomático, que partidista-militar.


Aunque no podemos “pedirle peras al olmo”, la nueva CONEG por Venezuela puede disponer de la sapiencia de los Colegios de Abogados, Internacionalistas, Ingenieros, Cartógrafos, Geógrafos, Analistas de documentos coloniales, Historiadores, Arquitectos y ese ilimitado recurso de nuestras Universidades.


Los venezolanos no aceptaremos ninguna triquiñuela que lesione nuestra total soberanía en el Golfo. La salida ajustada a derecho es el cumplimiento del Laudo de Madrid de 1891, es la correcta demarcación terrestre, hoy errada e inconclusa y es la globalización de las seis áreas de la problemática fronteriza, entre los dos países. Que no se “rompan los cristales”, pues será un delito de alta traición a la Patria que nunca prescribirá, en esta Venezuela tuya, mía y nuestra. La Patria es primero. Fuera los invasores chulos y cínicos. Hasta luego!!