jueves, 27 de marzo de 2008

Comunicado en rechazo al discurso del Presidente Hugo R. Chávez de deslegitimar el reclamo sobre los territorio de la Guayana Esequiba

EL INSTITUTO DE ESTUDIOS FRONTERIZOS DE VENEZUELA (IDEFV), Y LA FUNDACIÓN DE LA GUAYANA ESEQUIBA

Rechazan enfática y categóricamente las informaciones aportadas por el Presidente de la República, el Sr. Hugo Rafael Chávez Frías, en la sesión plenaria de la XX Cumbre de Grupo de Río con los Jefes de Estado, en Santo Domingo, y reseñadas posteriormente en el diario El Nacional (el día 23 de Marzo de 2008, Sección “Mundo,” pág. 14), referidas por la prestigiosa periodista Valentina Oropeza es su artículo “El Discurso de Chávez deslegitima el reclamo sobre el Esequibo”
En la referida cumbre, el mandatario venezolano hace referencias al reclamo de la Guayana Esequiba por parte de Venezuela, desconociendo totalmente dicha reclamación de un área de 159.500 k2 y los basamentos jurídicos, sociales e históricos en las que se sustenta.
Estas opiniones del ciudadano Presidente, tanto en la Cumbre de Río 2008 como en algunas de sus alocuciones contrastan con los objetivos, derechos y aspiraciones nacionales y con lo establecido en la Constitución de 1999 en su artículo 10º .
Por estas razones rechazamos y posteriormente aclaramos las siguientes declaraciones:
1. “…ahora después de 20 y 30 años, sale la verdad. Nos querían utilizar para invadir Guyana en nombre de aquel reclamo territorial para derrocar al Gobierno de Forbes Burnham, un hombre de izquierda…”
2. “…está en documentos, yo lo viví, cuando Burnham gobernaba Guyana, casi hay guerra entre Venezuela y Guyana por una vieja reclamación territorial que casi nadie recordaba, porque viene de tiempos inmemoriables. Está en documentos, (Bharrat) Jagdeo incluso consiguió unos papeles allá en Guyana, que evidencian la complicidad de guyaneses de la derecha...”
3. Rechazamos y aclaramos posteriormente todas las inconsistencias que a continuación transcribimos, y declaradas en el “Aló Presidente” No 215 del 13 de marzo de 2005, en referencia al Primer Ministro de la Guayana Británica entre 1957-1964, Cheddi Jagan, y la intención de ser derrotado con la intervención de USA a requerimiento del Presidente Raúl Leoni 1964-1968:
“…Los “Domingos” de Díaz Rangel hoy trajo algo que salió en prensa por allí, casi nadie le hizo caso, pero los buenos periodistas como Díaz Rangel, por supuesto que le hacen caso, "Venezuela y el golpe en Guyana", vean ustedes, cuarenta años después la CIA ha hecho público un documento, vean ustedes, la CIA y cómo los gobiernos venezolanos desde el comienzo de los 60 y ya antes también, casi todos los gobiernos del siglo XX en Venezuela estuvieron arrodillados al imperialismo norteamericano. Arrodillados…”.
Luego de divagar en su “Aló Presidente” sobre aspectos sin importancia e incoherentes, como es su estilo, continúa el Sr. Presidente su declaración "…La CIA hizo público un documento hace poco desclasificado, el informe (Memorándum) de Acción de William Tayler, Subsecretario de Asuntos Europeos, a Dean Rusk Secretario de Estado. Según él mismo, el Gobierno de Raúl Leoni buscó el respaldo de Estados Unidos para derrocar a Cheddi Jagan, Primer Ministro de la recién nacida República de Guyana, y con ese objetivo contactó al opositor Forbes Burnham, quien después fue Premier, y a militares para dar un golpe de estado por temor a que Guyana se convirtiera en un gobierno comunista como Cuba…. según el actual gobernante Barrat Jacqueo, la documentación desclasificada también revela cómo los problemas raciales se crearon con un propósito que no tenía nada que ver con los intereses de los guyaneses y por qué los reclamos de Venezuela pueden haberse originado por el mismo motivo. En fin, luego siguen, sería interesante conseguir, allí, todo este documento, hecho público por la CIA, cuarenta años después. Cómo Venezuela se prestó para tratar de derrocar a Cheddi Jagan, y cómo a los militares venezolanos, yo lo recuerdo pero ya en la década de los 70, siendo nosotros cadetes, nos metían en la mente que Guyana era un país enemigo y que era una amenaza. Y que algún día tendríamos que ir a la guerra con Guyana para recuperar el territorio. Ciertamente, nosotros seguimos reivindicando nuestro territorio Esequibo, pero jamás iremos a una guerra con Guyana. Jamás iremos a una guerra con Guyana, ese es un problema que, bueno, se viene tratando por canales diplomáticos, está en las Naciones Unidas, y lo hemos seguido conversando; no renunciaremos jamás a ese reclamo. Pero es que nos querían utilizar como instrumento para derrocar a aquellos gobiernos, especialmente el Gobierno de Cheddi Jagan….”

4. Rechazamos el supuesto documento fechado el 10 de julio de 1964 denominado “Memorando de Acción” por ser apócrifo y no ajustarse a la realidad de los hechos.
5. Rechazamos todas las declaraciones del Jefe de Estado en referencia a Guyana y la Guayana Esequiba, emitidas en su viaje a Guyana, en Georgetown, en febrero del 2004; en su disertación en la concentración popular frente al Jardín Botánico 29 de febrero de 2004; en su programa “Aló Presidente” No 289, del 5 de Agosto 2007 y especialmente las del día jueves 1 de febrero del año 2007, con motivo de la rueda de prensa e inauguración de la Sala de Prensa “Simón Bolívar” en Miraflores, así como en otras intervenciones que serÍa largo y tedioso de detallar.

Ante la distorsión y manipulación de la realidad histórica, así como la de los diferentes hechos que rodearon la reclamación de la Guayana Esequiba, por no ajustarse a la verdad histórica, política y social de nuestra nación por parte del Señor Presidente Hugo Rafael Chávez, queremos aclarar ante la opinión pública nacional e internacional lo siguiente:
1. Los Estados Unidos de América influyeron en el contexto internacional para la descolonización, hecho que de alguna manera perjudicó la reivindicación venezolana por los territorios de la Guayana Esequiba.
2. Fue en el contexto de la Guerra Fría y la lucha contra el colonialismo, cuando Venezuela decidió cursar su denuncia y reclamo por los territorios de la Guayana Esequiba. Y a pesar del enfrentamiento entre el capitalismo y el totalitarismo, uno de los aspectos políticos en que tanto la antigua URSS y USA estaban de acuerdo, era la cuestión de la descolonización y en la ONU, en 1944, se establecieron dos regímenes diferentes para las naciones que aún no habían logrado su independencia.
El primero recibió, de acuerdo con la Carta de las NN.UU., el nombre de Administración Fiduciaria, y a este régimen debían de ser sometidos los territorios entonces bajo mandato de la Sociedad de las Naciones.
El segundo régimen se denominó el de los Territorios No Autónomos, y aquí fueron incluidos aquellos territorios que hasta la fecha estaban clasificados como colonias, protectorados y otros semejantes, incluyéndose en esta figura la antigua Colonia de la Guayana Británica, o Guyana Inglesa.
Gracias especialmente a los delegados de las potencias de USA y de la URSS se beneficiaron las colonias, en nuestro caso la Guyana Británica o inglesa, para lograr su independencia, en perjuicio de la nación venezolana.
3. Los Estados Unidos de América NO influyeron en el Gobierno de Venezuela en el año de 1962 en su justo Reclamo por los territorios de la Guayana Esequiba.
Venezuela, ante la inmensa cantidad de documentación que muestran las evidencias del fraude de que fuimos objeto con la sentencia del 03 de octubre de 1899 en el Laudo Arbitral de Paris, inició unilateralmente su gestiones oficiosamente en el año de 1962, a través del General de División (FAV) Antonio Briceño Linares. Por instrucciones del Presidente Rómulo Betancourt se planteó de bona fide el caso de la reivindicación de la Guayana Esequiba en la Casa Blanca, para evitar en parte el enfrentamiento con las grandes potencias y evitar las agresiones en lo interno con la amplia colonia de ciudadanos británicos residentes en Venezuela. El general Briceño se entrevistó con el Presidente, John F. Kennedy, con el Secretario de Estado, el señor Dean Rusk, en el Departamento de Estado y en el Pentágono con el general Lemmitzer, Jefe del Estado Mayor, con la presencia de los comandantes del Ejército, Armada y Aviación estadounidenses.
Posteriormente, Briceño Linares se trasladó a Inglaterra, donde se entrevistó con Sir Lord W. Sempill, perteneciente a la Cámara de los Comunes, con el Ministro de Aviación Civil, Sir Hugh, y posteriormente con representantes del Foreing Office 8 Ministerio del Exterior en compañía del Dr. Iribarren Borges, con la finalidad de llegar a un arreglo con la Gran Bretaña por los territorios de la Guayana Esequiba y evitar un sentimiento antibritánico de consecuencias impredecibles, una vez publicados los documentos y evidencias en poder del Gobierno venezolano que demuestran las irregularidades en el Tribunal Arbitral de París al dictar tal sentencia que nos despojaba de los territorios ubicados al oeste del río Esequibo
4. .El Gobierno de Venezuela, en Noviembre de 1962, denunció la invalidez de la sentencia del Laudo Arbitral de Paris del 3 de octubre de 1899, y se convirtió en un estado incómodo al cuestionar a la Gran Bretaña (la Inglaterra Victoriana) y a los Estados Unidos de América (de 1899) en plena crisis de los misiles soviéticos en Cuba. La cual materializo el 12 de noviembre de 1962 el Dr. Marcos Falcón Briceño ante las NN.UU, denunciando la sentencia del Laudo Arbitral de París y exigiendo justicia con lo cual queda demostrado que el ímpetu por la reclamación de la Guayana Esequiba obedeció sólo a los intereses y objetivos nacionales venezolanos.
Esta denuncia ocurrió en plena Guerra Fría, en momentos en que se producía la Crisis de Cuba, o la Crisis de los Misiles (Octubre de 1962).
En esta crisis el mundo estuvo a borde de una conflagración nuclear. Y el Gobierno venezolano de ese momento se armó de coraje y resolución, y denunció ante la comunidad internacional, enfrentándose a las tres grandes potencias: los EE.UU (que nos representó ante el Laudo Arbitral de 1899, debiendo salvaguardar nuestros intereses territoriales en base a la Doctrina Monroe, que tanto pregonaba), la Gran Bretaña (Potencia usurpadora de de los territorios al oeste del río Esequibo), socios y aliados frente a la UR.SS, y frente a la Cuba Castrista en 1962, y la URSS que deseaba ardientemente la descolonización.
5. El Gobierno de Raúl Leoni NO buscó el respaldo de los Estados Unidos para derrocar a Cheddi Jagan,
De acuerdo con los innumerables documentos desclasificados, era al Dr. Cheddi Jagan a quien querían desalojar del gobierno y no a Forbes Burnham, por sus arraigadas convicciones de izquierda, marxistas, leninistas, pero no el Estado venezolano, ni su Gobierno, y mucho menos la Nación venezolana. Eran sus propios socios, ex compañeros de partido y el Gobierno inglés.
Podemos recordar los lamentables sucesos de octubre de 1953, cuando las tropas británicas, al considerar que Jagan ponía en peligro la seguridad y estabilidad de la Colonia de la Guayana Inglesa, lo desalojaron del Poder, y para ese entonces gran parte del pueblo venezolano rechazó esa intervención y fue solidario con su persona y gobierno, acogiendo como refugiados políticos a innumerables personas provenientes de la Guayana Inglesa.
Por otra parte, el Dr. Raúl Leoni asumió la Presidencia el 11 de Marzo de 1964 y lo entregó a su sucesor, el Dr. Caldera, el 11 de Marzo de 1969. En la Guayana Británica, para ese año de 1964 sólo le quedaban escasos meses al Gobierno de Cheddi Jagan, quien había ganado las elecciones de la Colonia para los periodos 1957-1961, y reelegido para el periodo 1961-1964.
Por lo tanto, para los años de 1957 a 1964, el Gobierno de la Colonia de la Guayana Inglesa se encontraba en manos de un connotado hombre de izquierda, marxista, leninista, y no se necesitaba de "…frenar la instalación de un líder socialista en la región…" ni menos “…derrocar a un hombre de Izquierda…”
Los problemas de la Guayana Inglesa se habían incrementado en el orden económico, produciéndose un caos financiero; la pobreza iba en aumento, aunado todo esto a los conflictos raciales y a la confrontación política, influenciados por los enfrentamientos de Este y Oeste, de la lucha de clases y los perjuicios religiosos.
Con esta grave crisis política en la Guayana Inglesa se produjo la Conferencia Constitucional de Londres de 1962, en la que participaron Cheddi Jagan por el Partido Progresista del Pueblo (PPP), Forbes Burnham por el Congreso Nacional del Pueblo (PNC) y D'Aguiar por el de la Fuerza Unida (UF), y ante la amenaza de los ingleses de posponer indefinidamente la fecha de la independencia de la Colonia, los diferentes partidos acordaron con el Gobierno ingles el siguiente esquema:
Primero, realizar unas nuevas elecciones para finales de 1964, bajo la supervisión del Gobierno británico.
Segundo, se procedería a cambiar el sistema electoral por uno de representación proporcional para elegir un Parlamento unicameral de cincuenta y tres miembros; y
Tercero, el Gobierno británico prepararía igualmente una lista de electores bajo su supervisión.
Todo esto se hizo con la finalidad de derrotar al Dr. Cheddi Jagan para desalojarlo del Poder, aunque el plan y el acuerdo eran del conocimiento de todos los partidos. La estrategia en si era debilitar y dividir a la Fuerza Unida (PPP), para beneficiar a Forbes Burnham y a su partido, el Congreso Nacional del Pueblo (PNC).
En las elecciones de1964 el PPP (Partido Popular del Pueblo) de Jagan obtuvo y mantuvo el 45% de los votos de la comunidad hinduguyanesa registrados, el PNC de Burnham obtuvo el 40,8% de la votación, un 5% más de los votos de los afro descendientes registrados, y la UF de D´Aguiar obtuvo el 12,5% con un 4% menos de los votos de los amerindios, hinduguyanes, chinos, portugueses, e ingleses. Combinados, el PNC y el UF acumularon 29 escaños en el Parlamento, y los 24 restantes fueron del PPP, por lo que Burnham y D´Aguiar decidieron unir sus fuerzas en el Parlamento bajo el liderazgo del primero y, a su vez, el Gobernador inglés le pidió a Burnham que formase un Gobierno. D´Aguiar aceptó ser su Ministro de Finanzas.

Cheddi Jagan fue despojado del poder, no mediante una derrota electoral ni una conspiración internacional, sino mediante la alianza de Burnham (su antiguo aliado y compañero de partido) y D'Aguiar, o lo que es lo mismo, sus propios compatriotas lo sacaron del poder y frustraron sus aspiraciones y proyectos, independientemente de las cruzadas y propaganda anticomunistas guayanesas y estadounidenses. Y mucho menos por alguna acción directa o indirecta del Gobierno o pueblo de Venezuela y menos aún por la vinculación del Dr. Raúl Leoni con el Gobierno estadounidense en un supuesto golpe de estado, o del igualmente supuesto plan de Leoni de proporcionar ayuda militar a Burnham en contra de Cheddi Jagan.
No existe, por lo tanto, en las diferentes agencias gubernamentales, documento alguno que comprometa a Gobiernos venezolanos en supuestos complots para derrocar a Cheddi Jagan o a Forbes Burnham.
6. En referencia al denominado “Memorando de Acción” del 10 de julio de 1964, nos atrevemos a señalar que es apócrifo y de existir éste, no se ajusta a la realidad por lo siguiente:
El presidente de la Raúl Leoni asumió la presidencia el 11 de marzo de 1964, por lo que entre las dos fechas existen escasamente ciento veinte días para armar el citado complot e involucrar en esto a Inglaterra., Venezuela y a la Guayana Británica
Forbes Burnham era el candidato oficial inglés para derrocar a Cheddi Jagan para las elecciones de 1964, según los puntos del acuerdo señalados en la Conferencia Constitucional de 1962, como lo señalamos anteriormente.
Más aún el Gobierno británico se opondría al “Memorando de Acción”, o a una aventura de tal naturaleza, en función de la Constitución permitida por los británicos en la Colonia de la Guayana inglesa que los beneficiaba. Los ingleses realizaron ajustes a la nueva Constitución a partir de 1956, bajo la cual ellos se asegurarían el Poder, y la forma de Gobierno de la colonia quedaría liberada a discreción del Gobernador inglés. Se procedió a constituir una Legislatura unicameral, cuyos miembros serían la mitad electos y la otra mitad funcionarios designados por el Gobernador inglés. Los diferentes partidos se opusieron a esto, pero los ingleses lo pusieron en práctica y prepararon bajo este esquema una elección para 1957.
En los comicios de 1957 la facción de Forbes Burnham fue a elecciones con el People´s Progressive Party (PPP) del que se había separado en 1955 formando su propio partido People´s National Congress (PNC), añadiéndole el ingrediente anticomunista y adoptó en esencia el mismo programa. El propio PPP presentó el mismo programa de 1953 pero haciendo hincapié sobre la independencia de Inglaterra.
Al escrutarse los votos el partido PPP regular obtuvo nueve de los trece escaños elegibles, la facción de Forbes Burnham tres y el ala derecha una. Los británicos se veían otra vez en la misma encrucijada y problemas de 1953.
Los ingleses y el PPP negociaron y Cheddi Jagan, vio frustrada una vez más su proyecto de un Gobierno Autónomo para la Colonia por los británicos. Ante el ofrecimiento parte de los británicos de apoyarlo en un plan de desarrollo económico y bienestar social. A pesar de las limitaciones que le imponían los británicos. Dejo de lado sus dudas y preocupaciones y volvió a formar Gobierno en la referida colonia.
Como podemos, observar los británicos, de acuerdo con la última Constitución de la Colonia tenían un control sobre ella, independientemente de que el PPP había obtenido mayoría en el Parlamento. Las elecciones realizadas bajo la nueva Constitución de 1961 se realizaron bajo una enconada batalla anticomunista por parte de Forbes Burnham (PNC) ,recibiendo el apoyo de los EEUU y la Gran Bretaña; se imprimieron millares de panfletos anti PPP, se trajeron diferentes profesionales anticomunistas de las Indias Occidentales (Jamaica, Trinidad, Barbados) para hacer propaganda.
Al escrutarse los sufragios , se comprobó que el PPP había ganado 20 de los 35 escaños legislativos, el PNC de Forbes Burnham, 11, y, la Fuerza Unida, 4.
Es prácticamente imposible que Venezuela hiciese parte de todas estas componendas, porque los ingleses y los estadounidenses estaban concientes de lo que sucedía en la referida Colonia y del reclamo de Venezuela por el Esequibo.
Para concluir este punto señalaremos que la citada información aportada en parte por la Lic. Valentina Oropeza sobre el Memorando de Acción del 10 de julio de 1964 cuyo contenido ha sido especulado por el Sr. Presidente Hugo Rafael Chavez distorsionando su contenido aun mas , apareció en los diarios de Georgetown el 09 de marzo de 2005, reseñado por el diario El Nacional el 10 de marzo de ese mismo año bajo el tÍtulo “Revelan injerencia venezolana en política de Guyana” (Colonia de la Guayana Inglesa). Posteriormente, el día domingo 13 de marzo de 2005, en la columna “Los Domingos”, de Eleazar Díaz Rangel, apareció bajo el titulo Venezuela y el Golpe en Guyana” (Colonia de la Guayana Británica) En ambos diarios se equivocan al nombrar a Guyana, porque para ese momento no era un Estado independiente; aún era una Colonia británica.
Esta columna a su vez, fue leída y ha sido repetida por el Presidente Hugo Chávez en infinidad de oportunidades afectando los soberanos intereses venezolanos en primer lugar, y para beneficiar la propia imagen de su Gobierno ante el CARICOM. Y obtener sus votos y apoyo.
7. Venezuela nunca ha sido utilizada, forzada, manipulada o azuzada por los Estados Unidos de América, por otra potencia u otra nación, ni por ella misma, para invadir a Guyana y la Guayana Esequiba en nombre de su justo Reclamo.
En referencia a las palabras del Sr. Presidente Hugo Chávez en diferentes escenarios:
“…Nos querían utilizar para invadir Guyana en nombre de aquel reclamo territorial para derrocar al Gobierno Forbes Burnham, un hombre de izquierda…”
"…En una ocasión nos querían poner a pelear con Guyana, ¿quiénes?, los gringos...",
“…cuando Burnham gobernaba Guyana, casi hay guerra entre Venezuela y Guyana por una vieja reclamación territorial que casi nadie recordaba…”
Podemos descartar estas palabras en base a la amplia correspondencia de los años 1962 a 1966, desclasificadas por el Departamento de Estado de Estados Unidos en 1997, que señalan que a partir de 1962 Venezuela trató inútilmente de convencer a los Estados Unidos de que la apoyara en su reclamación frente a la Gran Bretaña, a fin de lograr una revisión del Laudo Arbitral de 1899 por considerarlo nulo e írrito, y apremiada a su vez por el hecho de que la Gran Bretaña pensaba otorgarle la independencia a su colonia

De acuerdo con esta amplia documentación, la petición venezolana llevó al Departamento de Estado de los Estados Unidos de América a recomendar efectuar un estudio jurídico a través de su Consultoría Jurídica, sobre la contención limítrofe por la Guayana Esequiba, dictaminando el consultor Jurídico, el Dr. Jeromy Henry Silber: "…la no injerencia en el diferendo…",
El Secretario de Estado suplente, Mr. Adams, en forma irrespetuosa y con falta de tacto diplomático, en nota del 28 de enero de 1965 señaló: "…Me parece ridículo que el Canciller venezolano esté solicitando nuestros buenos oficios ante el Reino Unido y al mismo tiempo nos amenace con chantajearnos con supuestos descubrimientos de un fraude cometido por un norteamericano hace 66 años... No debemos aceptar que esas supuestas pruebas requieran una repuesta sustantiva por parte nuestra…".
Estos argumentos permitieron a los EE.UU. desligarse formalmente de la controversia limítrofe, asumiendo una actitud de no intervención en el caso venezolano, la cual ha mantenido a lo largo de los años, e incluso se opuso al movimiento separatista del Rupununi, impidiendo su apoyo por parte de Venezuela, cuando el embajador Bernbaum de los Estados Unidos en Venezuela, el 26 de diciembre de 1968, por instrucciones de Washington entregó a la Cancillería Venezolana un nota en la que señalaba que:
"…el Gobierno norteamericano estaba sumamente interesado en el mantenimiento del orden en Guyana, que conocía los sentimientos pacifistas muy arraigados del Gobierno venezolano y que por esa razón no creía en ninguna acción violenta de parte de Venezuela. Que el Gobierno de los Estados Unidos también estaba sumamente preocupado, porque en caso de que tuvieran lugar los acontecimientos violentos en la Guayana Esequiba y el Gobierno de Guyana llevara el asunto a las Naciones Unidas, los Estados Unidos se verían en el caso de votar junto con la Unión Soviética en contra de un país amigo. Se repetiría así el caso de Suez, de tan ingrata recordación para el Gobierno norteamericano…".
Con lo cual queda plenamente demostrado que el Estado venezolano nunca fue manipulado, impulsado o azuzado por ningún Gobierno Estadounidense u otra potencia para invadir a Guyana y la Guayana Esequiba, en nombre de su reclamación o reivindicación.
Por otro lado, en ningún momento el Gobierno estadounidense apoyó ni auspició, ni en la década de los sesenta ni en las siguientes cuatro décadas, al Gobierno venezolano. Todo lo contrario, a partir de los setenta hasta el presente ha permanecido indiferente, o al menos se ha mantenido neutral, frente a la Nación venezolana en su justa reclamación por la Guayana Esequiba.

En vista de los anteriores puntos rechazamos las constantes declaraciones del Presidente Hugo Chávez sobre aspectos ajenos a nuestra reclamación por los territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos como la Guayana Esequiba que sean ajenos a lo estrictamente histórico y jurídico.

Rechazamos las diferentes declaraciones de los funcionarios y empleados públicos así como la de asesores y consultores que avalan en forma ambigua y justifican tales declaraciones.

Exigimos respetuosamente al señor Presidente de la República que haga el mismo énfasis respecto de los derechos territoriales venezolanos ubicados al oeste del río Esequibo. Como los exige para Bolivia por una salida al mar frente a Chile, o como lo hace frente a la Gran Bretaña por la devolución de las Malvinas a la Argentina

Exigimos el fiel cumplimiento sobre la cual han jurado en solemnidad: De la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela especialmente su articulo 10º. El territorio y demás espacios geográficos de la República son los qué correspondían a la Capitanía General de Venezuela antes de la transformación política iniciada el 19 de abril de 1810, con las modificaciones resultantes de los tratados y laudos arbitrales no viciados de nulidad.

Exhortamos al Gobierno Nacional a enmarcarse en el Acuerdo de Ginebra para buscar soluciones satisfactorias para el arreglo práctico de la controversia entre Venezuela y el Reino Unido surgida como consecuencia de la contención venezolana de que el Laudo Arbitral de 1899 sobre la frontera entre Venezuela y la Guayana Británica es nulo e írrito.

Solicitamos al Gobierno Nacional que agilice el nombramiento del Buen Oficiante por parte de la Organización de las Naciones Unidas de acuerdo con lo establecido en los Artículos 4º y 7º del Acuerdo de Ginebra ante el fallecimiento de Oliver Jackman el 24 de enero de 2007.

Le recordamos respetuosamente al Primer Magistrado de la República el Articulo 5º , párrafo 2º , del Acuerdo de Ginebra “…que ningún acto o actividad que se lleve a cabo mientras se halle en vigencia este Acuerdo, constituirá fundamento para hacer valer, negar o apoyar una reclamación de soberanía territorial en los territorios de Venezuela o la Guayana Británica, ni para crear derechos de soberanía en dichos territorios…” debido a los proyectos de construcción de tres hidroeléctricas en la Guayana Esequiba.

Invitamos a los diferentes gremios, colegios, asociaciones, fundaciones, sindicatos y a los diferentes partidos políticos a cerrar filas a favor de la Reclamación de la Guayana Esequiba.

Caracas 28 de Marzo de 2008




Por el Instituto de Estudios Fronterizos http://institutodeestudiosfronterizos1.blogspot.com/
G.D (ej). Oswaldo Sujú Raffo.

El Frente Nacional Pro Defensa del Petróleo Venezolano expresa categóricamente su respaldo e identificación con este documento del IDEF". http://www.petroleumworldve.com/napa07121101.htm L


Por la Fundación de la Guayana Esequiba
http://laguayanaesequiba.blogspot.com/
Dr. Oscar J. Márquez