domingo, 9 de noviembre de 2008

EL GAS NATURAL LIBRE DE LA CUENCA DEL GOLFO DE VENEZUELA DR ANÍBAL R MARTÍNEZ


Caracas, 9 de noviembre de 2008


DECLARACIÓN DEL PRESIDENTE DEL
FRENTE PRODEFENSA DEL PETRÓLEO
DR ANÍBAL R MARTÍNEZ




EL GAS NATURAL LIBRE
DE LA CUENCA DEL GOLFO DE ENEZUELA
*** El pozo exploratorio de campo nuevo COR-1X reinicia la búsqueda de hidrocarburos en la plataforma continental venezolana


*** En la cuenca del Golfo de Venezuela no hay gas natural libre descubierto


*** El yacimiento objetivo está a 4000 metros de profundidad


***
La Fase C del programa exploratorio del golfo de Venezuela parece haberse eliminado



El inicio de la perforación del pozo exploratorio de campo nuevo COR-1X, aguas adentro de Paraguaná, es un avance importante en el programa de comprobación por el taladro de la eventual existencia de hidrocarburos en la plataforma continental caribeña, dijo el geólogo Aníbal R Martínez, presidente del Frente Pro Defensa del Petróleo.

COR-1X está ubicado en el bloque Urumaco I, muy cerca del pozo seco Lamparosa No 1. La profundidad total programada es 4825 metros, con las arenas gasíferas objetivo a -4000. La gabarra flotante de perforación Escorpión Vigilante, alquilada en Estados Unidos por Gazprom, la petrolera rusa titular del bloque, perforará un segundo pozo para completar el compromiso inicial de la evaluación.

“El sondeo en la parcela Urumaco I significa la reiniciación de la exploración por hidrocarburos de la cuenca del Golfo de Venezuela, al cabo de tres décadas de inactividad”, explicó Martínez. Y añadió que “El único pozo importante para determinar la secuencia estratigráfica fue perforado por Maraven, pero resultó estéril. O sea, no hay a la fecha ningún descubrimiento”.


“COR-1X no es el primer pozo de la plataforma continental Caribe. La CVP en 1972 en 14 pozos logró el descubrimiento pionero del 23Miranda-2X en la cuenca Ensenada de La Vela y Lagoven al final de los 70 descubrió ocho acumulaciones de gas natural libre y condensado en el surco profundo de la cuenca de Margarita desde el campo Río Caribe al Dragón, además de las acumulaciones de Caracolito y Los Testigos” apuntó el ing Martínez.
En la misma época, Maraven añadió sus tres hallazgos de las cuencas de Cariaco y La Blanquilla en 5 intentos, más la terminación sin éxito de tres sondeos exploratorios en el golfo Triste. La suma de terminaciones en la plataforma continental pasa, pues, de los 30 pozos.


Según Martínez, la adyacencia geográfica de las cuencas de Maracaibo y el Golfo de Venezuela no tiene significación especial para la existencia de depósitos de hidrocarburos, ya que sus historias geológicas en el tiempo fueron radicalmente diferentes y están perfectamente separadas por la falla de Oca. El uso de la nomenclatura estratigráfica de la cuenca de Falcón podría no ser la más apropiada para el golfo; es decir, llamar Formación Socorro alguna sección del Mioceno e identificar el Miembro Cauderalito pudiera no corresponder a las secuencias nuevas.


La diferencia por la frontera que delimitase las áreas marinas y submarinas entre Venezuela y Colombia impidió la actividad exploratoria. No obstante, Petróleos de Venezuela cubrió el área de la cuenca del Golfo de Venezuela con 17 bloques, cinco de los cuales fueron ofertados en una Fase A. Así, en noviembre de 2005, Chevron recibió el bloque Cardón III y Gazprom de Rusia, los bloques Urumaco I y II, quedando dos bloques desiertos. En la Fase B el año 2006, al consorcio Petrobrás/Teikoku se le otorgó el bloque Moruy II, a Repsol/Eni el bloque Cardón IV y Vincleer el bloque Castilletes NE II. Poco después, se devolvió a la empresa venezolana el bono pagado.


El Frente ProDefensa del Petróleo advierte que en el mapa mostrado ahora por Petróleos se han eliminado los nueve bloques de la Fase C, desde Los Frailes II-Cardón I al norte hasta Paraguaipoa I,II y III-Moruy I y IV al sur, lo que deja como arrinconados al este, contra la península de Paraguaná y el golfete de Coro, los bloques de las fases A y B. La tesis nacional de 1992 del Instituto de Estudios Fronterizos es determinante en cuanto a los derechos irrefutables de Venezuela sobre el Golfo, pues el laudo de 1891 no reconoce a Colombia costa alguna generadora de aguas marinas y submarinas.


El Dr. Martínez expresó enfáticamente: “Deseo repetir el concepto que ya he expresado antes en múltiples oportunidades, que el área geográfica del Golfo de Venezuela está comprendida en una provincia geológica totalmente distinta a cualquier otra, donde por métodos geofísicos se han ubicado muchas estructuras favorables a la acumulación de hidrocarburos, algunas de gran tamaño, lo que podría representar depósitos de alta significación comercial. La comprobación de su existencia sólo es posible con la terminación de pozos exploratorios de campo nuevo, en los cuales se logren pruebas de producción inobjetables, conforme a las prácticas rutinarias de la industria petrolera internacional. Es decir, como ha sucedido en el pasado con todas y cada una de las áreas absolutamente nuevas, enfrentamos el más alto riesgo exploratorio”.


“Las magnitudes estimadas de petróleo-inicialmente-en-el-sitio en la cuenca del Golfo de Venezuela, consignadas en mi trabajo al V Congreso Geológico Venezolano de noviembre 1977, expresadas en el lenguaje actual del Sistema de gerencia de los recursos de petróleo, indican un rango de 0 (cero) a 520 millones de metros cúbicos para petróleo crudo y de 0 (cero) a 360 millardos de metros cúbicos para gas natural libre”, concluyó Martínez.



El Frente Pro Defensa del Petróleo es una asociación civil fundada en 1967 por iniciativa de la Asociación Pro Venezuela, que se ocupa del análisis de los asuntos más resaltantes de la industria del petróleo venezolano, conforme a las circunstancias y las situaciones cambiantes de su desarrollo.