jueves, 15 de noviembre de 2007

Chávez regalará parte del Golfo

Maracaibo, Jueves 15 . 11 . 2007





Chávez regalará parte del Golfo

Nataly Angulo V. / noticias@laverdad.com
Manuel Hernández / noticias@lavedad.com

Las aguas del golfo de Venezuela ya no serán de exclusividad para la nación, pues Colombia tendrá derecho a una parte de ese rico territorio marítimo.

El Gobierno nacional cederá al país vecino dos mil 100 kilómetros cuadrados, aproximadamente, de los 27 mil kilómetros que posee el golfo de Venezuela. Pero, no sólo se trata de territorio, sino también de buenas reservas petroleras, pues ese pedacito de espacio -como se ilustra en el mapa- tiene al menos entre seis y siete mil millones de barriles de petróleo.

La información la suministró Juan Romero, experto en geopolítica y profesor de Historia de la Universidad del Zulia, quien por su conocimiento en la materia ha sostenido reuniones con representantes de la Cancillería y la comisión venezolana que adelanta las negociaciones con el país neogranadino.

''Se trata de continuar la línea recta de Castilletes, por encima de esa línea hay un espacio que es lo que se le va a entregar a Colombia, son aproximadamente unos dos mil 100 o dos mil 200 kilómetros cuadrados''.

Recordó que el golfo de Venezuela comienza en una línea recta imaginaria que se traza desde Punta Espada en la Península de La Guajira hasta Punta Macota en la Península de Paraguaná, debajo de esa recta -explicó- y hasta la entrada de la barra del Lago de Maracaibo comienza y terminan los 27 mil kilómetros cuadrados que comprende el golfo.

''El problema (limítrofe) es que cuando se firma el acta de Castilletes en 1902 y se comienza a delimitar la superficie terrestre sucede que de Punta Espada (donde comienza el Golfo) hasta donde comienza la frontera de Venezuela en Castilletes hay 36 kilómetros que están en la territoriedad de Colombia. Esos 36 kilómetros están dentro del golfo de Venezuela y que por el acta de Castilletes ese territorio está bajo la jurisdicción de Colombia''.

Acuerdo casi listo

El profesor adelantó que para que ambos gobiernos procedan a firmar el acuerdo hace falta delimitar los derechos internacionales que recaen en la soberanía, la zona económica exclusiva, la plataforma continental, el mar territorial y la zona contigua.

''El preacuerdo no se termina de consolidar porque las comisiones siguen trabajando, ya que hay un pequeño problema. Por encima de línea quedarían Los Monjes, que es territorio venezolano, y esta isla representa una plataforma continental y la zona económica exclusiva en mar territorial del país; por lo tanto, el acuerdo tiene que establecer un mecanismo a través del cual Colombia navegue y Venezuela a través de Los Monjes mantenga la zona económica exclusiva del mar territorial y la plataforma continental. Eso es lo que ha tenido hasta estos momentos sin concretarse el acuerdo, pero en líneas generales éste establece que Colombia reciba menos del 10 por ciento del Golfo''.

Todo por el petróleo

¿Por qué Colombia acepta dos mil 100 kilómetros cuadrados de espacio del Golfo, cuando siempre ha procurado tener más acceso? La respuesta para el profesor es sencilla: ''Por el petróleo, mi cálculo es que en el espacio que se le otorgará a Colombia pueden haber entre unos seis mil y siete mil millones de barriles, que es bastante''.

Indicó que Colombia posee pocas reservas de petróleo y gas, y que en el Golfo ''está comprobado'' que hay 1,8 veces más crudo que lo que existe en el territorio venezolano.

''Las reservas de petróleo en Venezuela son de 297 mil de millones de millones de barriles, es el principal país con reserva. Si nosotros producimos en estos momentos tres millones 200 mil barriles de crudo diario, nuestras reservas durarían para 103 años. Pero, las reservas en el Golfo son de casi 600 mil millones de millones de barriles, lo que significa que con el Golfo tenemos petróleo para producir 200 años más. Por eso es que Colombia acepta tener menos del 10 por ciento del territorio del Golfo''.

Diferendo

Juan Romero, experto en geopolítica e historiador, recordó que Colombia comenzó a exigirla a Venezuela parte del Golfo en los años 40 cuando descubre que en el espacio marítimo hay enormes recursos de hidrocarburos.

Indicó que durante el segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez se instaló una comisión especial entre Venezuela y Colombia para estudiar una solución al problema de delimitación de aguas marinas y submarinas, luego de varios conflictos militares que se suscitaron como la entrada de una fragata colombiana en la isla de Los Monjes en 1954 y el ingreso a aguas del golfo de la corbeta Caldas en 1987.

Comentó que las comisiones continuaron su trabajo durante el gobierno de Rafael Caldera y también en el mandato del presidente Hugo Chávez, quien anunció que existían tales negociaciones con Álvaro Uribe, presidente de Colombia, en agosto cuando ambos mandatarios se reunieron en Bogotá y el mandatario neogranadino autorizó al jefe de Estado venezolano acordar un canje humanitario con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Dar poco o quedarse sin nada

Ítalo Luongo, analista internacional, aseguró a este rotativo que una negociación entre Caracas y Bogotá sobre el golfo de Venezuela no tendría resultados beneficiosos para la soberanía nacional, pues el territorio colombiano ''podría llegar a las rutas que tienen los barcos hacia el lago de Maracaibo, lo cual no es tolerable por ningún gobierno de Venezuela en principio, o por lo menos para los gobiernos de antes''.

Reiteró que la nación no tiene nada que acordar sobre las aguas del Golfo, porque ellas son de Venezuela y ''no deben ser negociable en ningún caso''.

Juan Romero, experto en geopolítica, dijo que este planteamiento es el mismo que en 1933 hizo que no aceptáramos el acuerdo de Colombia, en el cual se establecía que Venezuela tendría la potestad de la mitad de La Guajira. ''Por posiciones ultranacionalistas nos negamos al acuerdo colombiano y acudimos a instancias internacional que hizo que perdiéramos toda la guajira venezolana''.

Resaltó que por ello está de acuerdo en que se firme el mencionado acuerdo del golfo si Colombia está de acuerdo. ''Es preferible dar ese espacio del golfo a que más adelante cometamos otra estupidez como la que hicimos en la negociación que nos hizo perder La Guajira. Esa es mi posición''.

http://www.laverdad.com/detallenew.asp?mostrar=10&idcat=1&idnot=64565


Karem Holmquist H.